Combatir el estrés, la ansiedad y el insomnio

27 01 2010

Cada vez que se afianza el estrés en las personas una sensación de impotencia tensión y ansiedad se va anudando. Lamentablemente no hay ninguna solución instantánea pero si hay una infinidad de plantas que nos pueden calmar y ayudar a sentir menos tensión, reduciendo los síntomas y fortaleciendo el sistema nervioso.

Pasionaria, es sedante suave contra la ansiedad, tensión e irritabilidad, disminuye la hiperactividad nerviosa y el pánico, además se puede usar para afecciones diversas como el asma, tensión alta y calambres musculares. Para insomnio por dolor de espalda, favorece el sueño sobre todo si va acompañado de tensión nerviosa. Se tomaría tres plantas: pasionaria, valeriana y mundillo se usa 8g de cada una de las plantas por 750 ml de agua tomar de 1- 2 tazas por la noche (la cocción es suficiente para dos noches).

Valeriana alivia los problemas digestivos relacionados con el estrés, la escutelaria combate los ataques de pánico y la damiana actúa como un suave estimulante.

El Lúpulo es sedante y es excelente cuando la mente esta “encencida” y no consigue conciliar el sueño.

Estrés a corto plazo ginseng siberiano (eleutherrococus) en situaciones estresantes, en periodos de angustia familiar, exámenes, agotamiento nervioso, tomar en cápsulas 2-3g hasta 3 veces al día. No tomar durante la noche y no tomar más de 6 semanas, no embarazadas, no dar a niños menores de 12 años.

Para el agotamiento nervioso e hiperactividad tomar verbena junto con valeriana 4 tazas al día. Otra opción es mezclar 1/2cucharadita de tintura de cada una y tomar con agua 3 veces al día. (no tomar verbena las embarazadas)

Sueño inquieto y agotamiento nervioso: tomar todos los días avena para desayunar y tomar una cucharadita de tintura de paja de avena con agua 3 veces al día.

Manzanilla. Planta con virtudes calmantes, suaviza las tensiones, alivia el estrés, y mejora las digestiones.

El Orovale es una planta tónica que fortalece y facilita la recuperación tras los periodos prolongados de estrés emocional, hacer un cocimiento con 1g de raíz en una taza de agua tomar durante el día o masticar la misma cantidad de raíz.

Cola de caballo (equiseto menor) aporta calcio y sílice lo mismo que la paja de avena, (cuando hay falta de confianza en uno mismo enfureciéndose con facilidad), no tomar más de 4 semanas seguidas.

Problemas digestivos por estrés: Melisa hacer una infusión con plantas frescas o secas, un puñadito para 150ml de agua tomar hasta 5 tazas al día.

El espino albar trata desde el insomnio, la angustia, el estrés hasta las palpitaciones, también se utiliza esta planta tanto para la tensión alta y baja como para las taquicardias.

La hierba de San Juan es sedante y el muerdago es nutriente para los nervios.

Escutelaria lacterifolia para los ataques de pánico y jaquecas, hacer una infusión y tomar 5 veces al día.

Valeriana excelente para la ansiedad crónica e hiperactividad.

La matricaria previene las migrañas y es también muy relajante. La ortiga hedionda de terreno seco tiene un efecto relajante y es buena para los dolores de cabeza por tensión y para las migrañas.

Una o dos gotas de tintura o extracto de lobelia añadidas a una infusión de otras hierbas es potente relajante, nunca se debe de añadir mucho por que haría el efecto opuesto.

Preparas en una botella de 1 litro la infusión que vayas a beber por la mañana, mantén encima de un radiador para que se conserve caliente.

Haz una selección de 3 plantas cada vez. Para que el efecto de estos remedios sea evidente pueden ser necesarias 2-3 semanas o 2-3 meses están en relación con los procesos fisiológicos del propio organismo y hace falta tiempo para que se produzcan los cambios.

La dieta debe ser de buena calidad evitando los azucares, las pastas y harinas refinadas, comida basura, embutidos, alimentos en latas, el café, el alcohol, las frituras, y las gaseosas. Los productos lácteos corrientemente son alergenos, como suelen ser también el trigo, los embutidos, el chocolate, el alcohol, el maíz, tomates, huevos, y los aditivos de los alimentos procesados o las carnes. Tanto los aditivos, antibióticos, colorantes, conservantes, edulcorantes y hormonas que están en los alimentos pueden ser origen de muchos problemas de salud.

El azúcar produce nerviosismo y las sacarinas están implicadas en el cáncer y las cataratas. Los alimentos que ingerimos deben ser ricos en verduras, fibra, cereales integrales, pescado, pollo y poca carne y de calidad, semillas y algas marinas.
El ajo y la cebolla crudos o cocidos tienen un efecto sedante y generan inmunidad.
El polen de abeja, el pro polis, la jalea real, y la miel de panal protegen del estés y fortalecen el sistema inmune


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: