Actitud positiva

6 09 2016

laura-y-camareraTanto en el proceso de la enfermedad como después del mismo, la persona debe mantener una actitud positiva. Ya que las fluctuaciones anímicas en exceso, pueden alterar la energía corporal agravando la salud. Incluso inmediatamente después de salir de una convalecencia, pudiendo recrudecer y volver a la enfermedad. Por eso es importante si estamos en un hospital  disponer de la sala de recuperación donde  unos artistas ofrecen una comedia, un lugar para que los paciente se puedan reír de banalidades.  En la antigua Grecia los hospitales estaban cerca de los teatros donde los artistas ensayaban las obras de teatro, donde recitaban los poemas  o sátiras y contaban chistes. Se comprobó que la recuperación de los pacientes era  más rápida. Ya que la alegría sin ser en exceso es una excelente medicina. El Neijing enfatiza en una actitud positiva.. No caer en el pesimismo porque la tristeza provoca una respiración pobre, con falta de oxigeno y con ello se disuelve la energía necesaria para sanarse. En resumen el exceso de cualquier emoción, como son:  el miedo, la rabia, la preocupación, congoja, espanto, e incluso el exceso de alegría  puede afectar negativamente al desarrollo del tratamiento y al proceso de recuperación. En cambio, si mantenemos una actitud positiva la curación como la convalecencia serán más  corta y  efectiva.

Teresa Beitia Lasuen Licenciada en Medicina Tradicional China


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: