Metamórfica un modo de ver la salud

8 09 2012

Aquello que parece más débil y confundido en ti es lo más fuerte y determinado.

¿Acaso no es tu aliento el que ha erigido fortalecido la estructura de tus huesos?

                                                                                           Kahlil Gibran

Nuestras células contienen la Esencia de la Vida y con ella la capacidad constante de regenerarse.

La estructura ósea es el patrón del que partimos, y los tejidos blandos representan lo que hacemos con él.

Pensamiento, acción y desplazamiento: expresadas a través de la cabeza, los hombros y la pelvis.

Las decisiones psicológicas y las actitudes e imágenes corporales no solo afectan el funcionamiento  del organismo humano, sino que también influyen  notablemente sobre su forma y estructura, se puede decir que los que caminan erguidos, con fuerza en las piernas y la espalda recta, se enfrentan al mundo con seguridad, mientras que quienes encorvan la espalda y bajan los hombros pueden estar acarreando alguna carga psicológica.

Los tendones rígidos hablan de tendencias rígidas y lentamente se acumulan hasta que provocar que la energía se quede  bloqueada. El recuerdo de acontecimientos del pasado se acumula en nuestro tejido, provocando cambios reales en la forma física.

Grandes capas de grasa representaría los conflictos no resueltos, con inseguridad y vulnerabilidad, con miedo de expresar el poder o el temor. La imagen interior de auto estima, de validez y de merecer el respeto y el amor están en juego. Con el alimento sacias la falta de cariño fundamentalmente.

Transformemos el lenguaje y ayudaremos a evolucionar la mente y el cuerpo.

 Si quieres ejercitar con nosotros Prácticas para Armonizar  la Salud (PAS)

Estamos en  Bizkaia: Algorta, Leioa y Mungia.

Teresa Beitia Lasuen

Telf. 686 45 42 14

chisanar@hotmail.com

Chisanarwordpress.com





10 minutos de sofrología para restablecer la confianza en uno mismo.

8 09 2012

Como la medicina china, la sofrología se funda sobre el hecho de que estamos llenos de una energía de la que debemos aprender a sacarla, esta energía parte del suelo y se dirige hacia el universo. Hacer circular esta energía en tanto que estamos de pie sintiendo a la vez anclados en el suelo y en armonía con el  mundo que nos rodea. Permite de alguna manera tomar consciencia físicamente que tenemos un lugar sobre la tierra. Un sentimiento que nos envuelve a menudo cuando tenemos falta de confianza.

De pie, con los pies descalzos. Contraemos los músculos del lado derecho, comenzando por los pies de ese lado, seguido remontamos,  contraemos las rodillas, el costado, mano, brazo,  trapecio, hombro, cuello,  mejilla, ceja. Descendemos de la misma manera del lado izquierdo: ceja, mejilla,  trapecio, hombro, brazo, mano,  costado, rodilla, pie. Seguir el círculo cada vez más deprisa por el lado derecho y continuar con el izquierdo. Tomando  a la vez conciencia que relajamos todo alrededor de cada músculo después de haberlo contraído. Repetimos el ejercicio durante unos minutos, sentiremos un suave calor en el vientre.  Respirar profundamente  redondeando la espalda, luego inspiramos a fondo abriendo los brazos. Terminamos el ejercicio con una sonrisa.

 

Masajear las manos para relajar y vaciar la mente:

Cada parte de la mano corresponde con una parte del cuerpo en esta ocasión masajearemos las puntas o yemas de los dedos que corresponden a los ojos, senos y cabeza. Masajeando las yemas de las dos manos,  nos relajaremos vaciando totalmente la mente. Comprimimos con fuerza las yemas de cada dedo. Efectuar el masaje en las dos manos. Durante 5 minutos.

Si quieres ejercitar con nosotros Prácticas para Armonizar  la Salud (PAS) 

Estamos en  Bizkaia: Algorta, Leioa y Mungia.

Teresa Beitia Lasuen

Telf. 686 45 42 14

chisanar@hotmail.com

Chisanarwordpress.com





Combatir el estrés, la ansiedad y el insomnio

27 01 2010

Cada vez que se afianza el estrés en las personas una sensación de impotencia tensión y ansiedad se va anudando. Lamentablemente no hay ninguna solución instantánea pero si hay una infinidad de plantas que nos pueden calmar y ayudar a sentir menos tensión, reduciendo los síntomas y fortaleciendo el sistema nervioso.

Pasionaria, es sedante suave contra la ansiedad, tensión e irritabilidad, disminuye la hiperactividad nerviosa y el pánico, además se puede usar para afecciones diversas como el asma, tensión alta y calambres musculares. Para insomnio por dolor de espalda, favorece el sueño sobre todo si va acompañado de tensión nerviosa. Se tomaría tres plantas: pasionaria, valeriana y mundillo se usa 8g de cada una de las plantas por 750 ml de agua tomar de 1- 2 tazas por la noche (la cocción es suficiente para dos noches).

Valeriana alivia los problemas digestivos relacionados con el estrés, la escutelaria combate los ataques de pánico y la damiana actúa como un suave estimulante.

El Lúpulo es sedante y es excelente cuando la mente esta “encencida” y no consigue conciliar el sueño.

Estrés a corto plazo ginseng siberiano (eleutherrococus) en situaciones estresantes, en periodos de angustia familiar, exámenes, agotamiento nervioso, tomar en cápsulas 2-3g hasta 3 veces al día. No tomar durante la noche y no tomar más de 6 semanas, no embarazadas, no dar a niños menores de 12 años.

Para el agotamiento nervioso e hiperactividad tomar verbena junto con valeriana 4 tazas al día. Otra opción es mezclar 1/2cucharadita de tintura de cada una y tomar con agua 3 veces al día. (no tomar verbena las embarazadas)

Sueño inquieto y agotamiento nervioso: tomar todos los días avena para desayunar y tomar una cucharadita de tintura de paja de avena con agua 3 veces al día.

Manzanilla. Planta con virtudes calmantes, suaviza las tensiones, alivia el estrés, y mejora las digestiones.

El Orovale es una planta tónica que fortalece y facilita la recuperación tras los periodos prolongados de estrés emocional, hacer un cocimiento con 1g de raíz en una taza de agua tomar durante el día o masticar la misma cantidad de raíz.

Cola de caballo (equiseto menor) aporta calcio y sílice lo mismo que la paja de avena, (cuando hay falta de confianza en uno mismo enfureciéndose con facilidad), no tomar más de 4 semanas seguidas.

Problemas digestivos por estrés: Melisa hacer una infusión con plantas frescas o secas, un puñadito para 150ml de agua tomar hasta 5 tazas al día.

El espino albar trata desde el insomnio, la angustia, el estrés hasta las palpitaciones, también se utiliza esta planta tanto para la tensión alta y baja como para las taquicardias.

La hierba de San Juan es sedante y el muerdago es nutriente para los nervios.

Escutelaria lacterifolia para los ataques de pánico y jaquecas, hacer una infusión y tomar 5 veces al día.

Valeriana excelente para la ansiedad crónica e hiperactividad.

La matricaria previene las migrañas y es también muy relajante. La ortiga hedionda de terreno seco tiene un efecto relajante y es buena para los dolores de cabeza por tensión y para las migrañas.

Una o dos gotas de tintura o extracto de lobelia añadidas a una infusión de otras hierbas es potente relajante, nunca se debe de añadir mucho por que haría el efecto opuesto.

Preparas en una botella de 1 litro la infusión que vayas a beber por la mañana, mantén encima de un radiador para que se conserve caliente.

Haz una selección de 3 plantas cada vez. Para que el efecto de estos remedios sea evidente pueden ser necesarias 2-3 semanas o 2-3 meses están en relación con los procesos fisiológicos del propio organismo y hace falta tiempo para que se produzcan los cambios.

La dieta debe ser de buena calidad evitando los azucares, las pastas y harinas refinadas, comida basura, embutidos, alimentos en latas, el café, el alcohol, las frituras, y las gaseosas. Los productos lácteos corrientemente son alergenos, como suelen ser también el trigo, los embutidos, el chocolate, el alcohol, el maíz, tomates, huevos, y los aditivos de los alimentos procesados o las carnes. Tanto los aditivos, antibióticos, colorantes, conservantes, edulcorantes y hormonas que están en los alimentos pueden ser origen de muchos problemas de salud.

El azúcar produce nerviosismo y las sacarinas están implicadas en el cáncer y las cataratas. Los alimentos que ingerimos deben ser ricos en verduras, fibra, cereales integrales, pescado, pollo y poca carne y de calidad, semillas y algas marinas.
El ajo y la cebolla crudos o cocidos tienen un efecto sedante y generan inmunidad.
El polen de abeja, el pro polis, la jalea real, y la miel de panal protegen del estés y fortalecen el sistema inmune